e.t. el extraterrestre

Cine y universo: Garbeo por la historia de las películas del espacio y galaxias muy, muy lejanas.

El cine lo descubrieron/inventaron so√Īadores. Y la imagen cin√©fila de un so√Īador es la mirada al infinito cielo, m√°s all√° de las estrellas. En esta peque√Īa gu√≠a repasamos el viaje del cine por el universo y viceversa. Seguramente falten por nombrar muchas pel√≠culas del espacio importantes, pero como acabamos de reconocerlo, quedamos libre de culpa. Je.

Cine y espacio estaban condenados a encontrarse, gustarse, pedirse el Whatsapp y amarse. Y no perdieron tiempo ya que en 1902, siendo el s√©ptimo arte un beb√© en pa√Īales, un franc√©s llamado Meli√©s realiza Viaje A La Luna. D√©cadas antes de que la realidad lo hiciera posible, el cine ya lo so√Ī√≥. La imagen de ese nuestro sat√©lite cag√°ndose en ¬ęt√≥ lo que se menea‚ÄĚ con un cohete incrustado en el ojo se convirti√≥ en uno de los primeros iconos del celuloide.

viaje a la luna pelicula espacial
Orzuelo lunar

Posteriormente varios directores siguieron haciendo viajecitos a la Luna y alg√ļn visionario se atrevi√≥ a ir m√°s all√°, a Marte. Pero no es hasta la d√©cada de los 50 cuando el universo le pide al cine que su rollete d√© un paso m√°s: convertirse en g√©nero. Unos a√Īos antes, Orson Welles se los puso por corbata a sus compatriotas usando las ondas radiof√≥nicas con su Guerra de los Mundos. Era cuesti√≥n de tiempo que se usara el celuloide para tal fin.

Serie B. Los mataos también quieren hacer películas del espacio

Esta vez no éramos nosotros los que íbamos, sino ellos quienes venían. Y ellos por lo general eran hostiles, claro, de lo contrario nos quedamos sin película. Proliferaron las invasiones alienígenas, los ladrones de cuerpos, los marcianos colonizadores, las abducciones y las saturninas sexis. La serie B se ponía las botas. Entre todas estas cintas, conviene destacar Plan 9 del Espacio Exterior (1959), considerada la peor película de la historia, dirigida por Ed Wood, considerado el peor director de la historia. No tienen ni idea. Película de obligado visionado para todo aquel que crea amar el cine. Imprescindible hacerlo con colegas, cerveza y un notario.

plan 9 del espacio exterior
Zombies ft. Extraterrestres ft. Cortinas. Joya absoluta del cine.

En los 60, muchas industrias cinematogr√°ficas como la japonesa tambi√©n vieron que eso de los marcianos les molaba a las mentes impresionables de la √©poca y los brit√°nicos crearon su inacabable Doctor Who. En Italia, M√©xico, Francia e incluso Espa√Īa, se empezaba a coquetear con el m√°s all√° de la estratosfera. El cine y el espacio se fueron de luna de miel por todo el globo.

Llegan los empollones para filosofar en el cine espacial

Luego quisieron salir de la rutina y empezaron a meter a la filosof√≠a en sus jueguecitos.¬† Y entonces lleg√≥ Stanley Kubrick y dijo ‚Äúdadme un poco de pasta y dejadme a m√≠, que yo os lo monto‚ÄĚ. As√≠ que en 1968 el genio hizo 2001. Para ello, Kubrick tuvo que apoyarse en un cuarto agente, la literatura (El Centinela).

El libro siempre fue un paso por delante en su relación con el espacio. Era el chico listo pero el cine era el chico guapo. Así que con una calidad y unos efectos visuales adelantados a su tiempo, Stanley se cargó a los alienígenas, nos volvió a llevar a las estrellas y en vez de hacer turismo, nos invitó a filosofar.

2001 una odisea del espacio
Es de Stanley Kubrick, di que es buena aunque no la hayas visto.

Ese mismo a√Īo, ante la posibilidad de especular que ofrec√≠a el cada vez menos desconocido cosmos y aprovechando las teor√≠as f√≠sico-cu√°nticas, la relatividad y todo ese potaje, Charlton Heston visit√≥ El Planeta de Los Simios. Las estrellas del cine dejaron de temer a sus hom√≥nimas del universo.

Con la carrera espacial a punto de finalizar, el camarrada Tarkovski quiso hacer un √ļltimo favor a la patria con Solaris (1972), tambi√©n conocida por algunos como ‚ÄúSolaris, la buena, no la del Clooney‚ÄĚ. Al igual que Kubrick, bas√°ndose en una novela e invit√°ndonos a comernos el tarro, el universo se revel√≥ en las pantallas como un medio para mirarnos a nosotros mismos y darnos cuenta de que igual no somos tan chachipirulis como nos creemos.

Descubrimos la Fuerza y el fandom

Quiz√°s por esto, llegamos a donde sab√≠amos que √≠bamos a llegar: a las dos Sagas. Aqu√≠ ni vienen ellos, ni vamos nosotros. Simplemente no estamos. Empezamos a ser conscientes de lo peque√Īos que somos y de lo vasto que es el tiempo y el espacio. Y quiz√°s en alg√ļn punto de ambos, un jedi le est√° pateando el culo a un sith. George Lucas, aparte de llevar el merchandising a otro nivel, marc√≥ a una generaci√≥n y a sus hijos con su Guerra de las Galaxias, Star Wars si eres de Albacete pero estuviste 6 meses de Erasmus en Gales.

Quiz√°s tuvieron mucho que ver en el fen√≥meno fan y el haterismo que tan a gusto acampan hoy en d√≠a por las redes, ya que una d√©cada antes apareci√≥ la serie Star Trek. √Čsta tuvo un inicio complicado que finalmente acab√≥ en un ej√©rcito de trekkies, mientras simult√°neamente los jedis iban causando furor en lo que quedaba del pastel. Y durante a√Īos y generaciones, est√°s dos franquicias han sido el Madrid-Bar√ßa del cine, aunque quedaron un par de t√≠os sensatos que decidieron disfrutar de ambas sagas sin m√°s pamplinas.

star wars darth vader
Y es por eso que hoy vengo a verte, sevillista ser√© hasta la muerte…

Si seguimos nuestro viaje Ridley Scott nos obliga a hacer un alto. Los chavales ya no se asustaban como en los a√Īos 50 y hab√≠a que darles una lecci√≥n. Con Alien, el octavo pasajero (1979) se sigui√≥ la tendencia del cine de terror de no solo mostrar, sino sugerir, agobiar, hacer que el espectador imagine antes de confirmar. Y ah√≠ los pill√≥, a a√Īos luz de mam√° y pap√°. Otra saga de culto con la que sacar billetes.

Cine y espacio empezaron a ser los reyes del baile de graduación. Hasta James Bond salvó el día desde más allá de los cielos (Moonraker, 1979)

En el mundo real, los conocimientos sobre el universo avanzaban, el regalo estrella de los Reyes Magos pudientes era un telescopio y el espacio se volvió un lugar cada vez más interesante. Así que Carl Sagan nos quiso dar una masterclass al respecto con su serie divulgativa Cosmos (1980).

Empezábamos a aceptar que éramos unos mocos en el universo, pero no sabíamos hasta qué punto y Carl nos lo mostró mientras Vangelis nos zumbaba los tímpanos. Esto implicó que aquellos que quisieran contar con nuestros tortolitos, antes debían documentarse un poco.

Si lo hace Spielberg, yo también

Junto con las continuas entregas de las sagas anteriores, cada a√Īo fueron saliendo dos o tres pel√≠culas del espacio que nos sacaban de nuestro conflictivo planeta o nos tra√≠an conflictivos visitantes.

Por otro lado, un tipo llamado Steven Spielberg también observó que los marcianitos molaban mucho, pero él decidió que mejor hacerlo en casa, en family friendly y sin malos rollos. Filmó E.T, el Extraterrestre (1982) y Encuentros en la Tercera Fase (1977) y ya no hubo más que hablar.

e.t. peliculas del espacio
Si alguna vez ves la luna de este tama√Īo, esc√≥ndete porque probablemente va a empotrarse contra Wisconsin.

Y así nuestra pareja llega al fin del milenio. Con la democratización del croma, el CGI y los efectos digitales, hasta el más tonto (por ejemplo, Roland Emmerich) podía poner a nuestros amantes a bailar como en Independence Day (1996).

Tipos como Clint Eastwood, Ron Howard, Tim Burton, M. Night Shyamalan o Brian de Palma les invitaron a danzar en sus plat√≥s. La peque√Īa pantalla tambi√©n les puso mesa y mantel para crear series como Battlestar Galactica.

Ahora son inseparables y necesitamos que sigan juntos. Ellos nos siguen haciendo pensar con Moon (2009); nos siguen haciendo imaginar nuevos mundos con Pocahontas 2.0, digo Avatar (2009); nos siguen recordando que el futuro de la Humanidad depende de los americanos con Armageddon (1998); nos siguen recordando nuestra fragilidad con Gravity (2013); nos siguen poniendo tiernos con Wall-E (2008); nos siguen trayendo bizarradas con Iron Sky (2012); nos siguen llevando a otra dimensión con Interstellar (2014); nos siguen trayendo vecinos con Super 8 (2011).

pocahontas
Avatar, de James Cameron

Como dijimos al principio, quiz√°s ha faltado alguna pel√≠cula del espacio que sea clave en este viaje. Quiz√°s alg√ļn film turco de los 80 contradice algo de lo escrito. Pero bueno, para nosotros cine y espacio tienen algo m√°s en com√ļn: nos falta mucho por descubrir de ambos.

Bua, que poéticos nos hemos vuelto.

Compártelo y sé el más guay de tu grupo
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments